Las rutas del vino en Argentina

Las rutas del vino en Argentina

Circuitos que permiten disfrutar del paisaje y de su producción.

Recorriendo las rutas argentinas nos encontramos con diversos paisajes, únicos, que nos dejan maravillados y nos hacen sentir orgullosos de nuestro país natal.  y no sólo es el paisaje, es su gente, sus costumbres y cultura. El aroma y sabor de las comidas típicas, y la exquisita y reconocida bebida nacional, el vino argentino.

Cuando charlábamos de buenos vinos, siempre aparecía esta provincia, Mendoza, la capital mundial del malbec. Esta parte de Argentina, llena de hermosos paisajes, produce el 70% del total de los vinos argentinos. Hay muchísimos establecimientos vitivinícolas abiertos al turismo que nos permitieron entender el proceso, la historia y saborear el producto final. La provincia tiene varias zonas para recorrer, y en cada una de ellas habrá hermosos viñedos disfrutables en cualquier época del año. Nosotros fuimos en época otoñal y realmente los colores de las hojas de los viñedos, como las de los árboles, hacen del paisaje algo bellísimo.

Las visitas a las bodegas fueron muy agradables. La mayoría tiene una degustación al final, para poder entender en el vino que bebemos todo lo que explican allí. (Siempre esperábamos esa parte). En muchas, también se puede disfrutar de maridajes con sabores de la comida local. La mayoría que visitamos cuentan con una parte de museo donde se expone la historia de la producción de la bebida y es realmente muy interesante.

Recomendamos hacer al menos una visita a un productor chico y otra a una de mayor producción. Realmente se disfrutan las dos; se puede sentir la pasión de los productores, charlar con emprendedores, aprender mucho y probar un buen producto final, observando ambas formas de trabajo.

La otra provincia que disfrutamos es Salta, en el norte de Argentina. Se destaca por el famoso vino de altura, y se cultiva la uva de tipo torrontés. Cuenta con un circuito de aproximadamente 200km donde puede observarse, comprender y conocer la historia, el desarrollo y el funcionamiento de la actividad vitivinícola en esta región del país, combinando muy bien con su características costumbres folclóricas.

Recomendamos estas dos provincias por su gente, sus paisajes y sus deliciosos vinos.

¡Salud!

A seguir Viajando Para Vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *